Método Canguro-23.jpg

Crianza

Nace tu bebé y te pasas las horas mirándole, reconociéndole, abrazándole… ¿Cómo se puede querer tanto a un ser tan pequeño y en tan poco tiempo? Nunca pensaste que pudiera llenar tanto el hogar, ¿verdad?


El amor se multiplica y curiosamente en la misma proporción, comienzas a dudar de muchas de las cosas en las que creías de una manera férrea…Te sientes hasta vulnerable… Y para colmo, sin avisar y de la noche a la mañana, se te cuelan los opinólogos. Y te conviertes en el centro de las miradas, juicios y consejos. ¡Sin pedirlo!


Que si le coges mucho en brazos, que si porque no lleva chupete, que si esto, que si lo otro… Y aquellas pequeñas indecisiones que tenías, se empiezan a traducir en verdaderos dilemas mentales… ¿Qué es lo mejor para tu bebé? ¿Y para ti?


Son muchas las cuestiones que se ponen en la mesa:


  • Colecho, ¿sí o no?

  • ¿Le doy la mano para que empiece a caminar?

  • ¿Le pongo en la hamaca?

  • ¿Es bueno comprar un parque? ¿Y un tacatá?

  • ¿Es mejor la alimentación a base de triturados, en trozos?

  • ¿Le porteo? ¿Qué sistema nos viene mejor?

  • ¿La ponemos pendientes?

  • ¿Cómo desteto?


Esta sesión está pensada para ofrecerte desde la evidencia científica, orientaciones, claves y trucos para criar de una manera consciente y desde ahí, encontrar caminos respetuosos para ti, tu pareja y para tu bebé. No hay una única forma de criar, ¡hay muchas maneras de hacerlo!. La clave está en hacerlo de una manera coherente a lo que sientes, quieres, puedes y eres. Y desde aquí os acompaño a encontrarlo, conciliarlo y fortalecerlo. Porque en la maternidad y la paternidad todos los integrantes de la familia, sois importantes.